Biblia Online

Leer biblia online

I Reyes 12

Reina Valera 1960



1 Roboam fue a Siquem, porque todo Israel había venido a Siquem para hacerle rey.

2 Y aconteció que cuando lo oyó Jeroboam hijo de Nabat, que aún estaba en Egipto, adonde había huido de delante del rey Salomón, y habitaba en Egipto,

3 enviaron a llamarle. Vino, pues, Jeroboam, y toda la congregación de Israel, y hablaron a Roboam, diciendo:

4 Tu padre agravó nuestro yugo, mas ahora disminuye tú algo de la dura servidumbre de tu padre, y del yugo pesado que puso sobre nosotros, y te serviremos.

5 Y él les dijo: Idos, y de aquí a tres días volved a mí. Y el pueblo se fue.

6 Entonces el rey Roboam pidió consejo de los ancianos que habían estado delante de Salomón su padre cuando vivía, y dijo: ¿Cómo aconsejáis vosotros que responda a este pueblo?

7 Y ellos le hablaron diciendo: Si tú fueres hoy siervo de este pueblo y lo sirvieres, y respondiéndoles buenas palabras les hablares, ellos te servirán para siempre.

8 Pero él dejó el consejo que los ancianos le habían dado, y pidió consejo de los jóvenes que se habían criado con él, y estaban delante de él.

9 Y les dijo: ¿Cómo aconsejáis vosotros que respondamos a este pueblo, que me ha hablado diciendo: Disminuye algo del yugo que tu padre puso sobre nosotros?

10 Entonces los jóvenes que se habían criado con él le respondieron diciendo: Así hablarás a este pueblo que te ha dicho estas palabras: Tu padre agravó nuestro yugo, mas tú disminúyenos algo; así les hablarás: El menor dedo de los míos es más grueso que los lomos de mi padre.

11 Ahora, pues, mi padre os cargó de pesado yugo, mas yo añadiré a vuestro yugo; mi padre os castigó con azotes, mas yo os castigaré con escorpiones.

12 Al tercer día vino Jeroboam con todo el pueblo a Roboam, según el rey lo había mandado, diciendo: Volved a mí al tercer día.

13 Y el rey respondió al pueblo duramente, dejando el consejo que los ancianos le habían dado;

14 y les habló conforme al consejo de los jóvenes, diciendo: Mi padre agravó vuestro yugo, pero yo añadiré a vuestro yugo; mi padre os castigó con azotes, mas yo os castigaré con escorpiones.

15 Y no oyó el rey al pueblo; porque era designio de Jehová para confirmar la palabra que Jehová había hablado por medio de Ahías silonita a Jeroboam hijo de Nabat.

16 Cuando todo el pueblo vio que el rey no les había oído, le respondió estas palabras, diciendo: ¿Qué parte tenemos nosotros con David? No tenemos heredad en el hijo de Isaí. ¡Israel, a tus tiendas! ¡Provee ahora en tu casa, David! Entonces Israel se fue a sus tiendas.

17 Pero reinó Roboam sobre los hijos de Israel que moraban en las ciudades de Judá.

18 Y el rey Roboam envió a Adoram, que estaba sobre los tributos; pero lo apedreó todo Israel, y murió. Entonces el rey Roboam se apresuró a subirse en un carro y huir a Jerusalén.

19 Así se apartó Israel de la casa de David hasta hoy.

20 Y aconteció que oyendo todo Israel que Jeroboam había vuelto, enviaron a llamarle a la congregación, y le hicieron rey sobre todo Israel, sin quedar tribu alguna que siguiese la casa de David, sino sólo la tribu de Judá.

21 Y cuando Roboam vino a Jerusalén, reunió a toda la casa de Judá y a la tribu de Benjamín, ciento ochenta mil hombres, guerreros escogidos, con el fin de hacer guerra a la casa de Israel, y hacer volver el reino a Roboam hijo de Salomón.

22 Pero vino palabra de Jehová a Semaías varón de Dios, diciendo:

23 Habla a Roboam hijo de Salomón, rey de Judá, y a toda la casa de Judá y de Benjamín, y a los demás del pueblo, diciendo:

24 Así ha dicho Jehová: No vayáis, ni peleéis contra vuestros hermanos los hijos de Israel; volveos cada uno a su casa, porque esto lo he hecho yo. Y ellos oyeron la palabra de Dios, y volvieron y se fueron, conforme a la palabra de Jehová.

25 Entonces reedificó Jeroboam a Siquem en el monte de Efraín, y habitó en ella; y saliendo de allí, reedificó a Penuel.

26 Y dijo Jeroboam en su corazón: Ahora se volverá el reino a la casa de David,

27 si este pueblo subiere a ofrecer sacrificios en la casa de Jehová en Jerusalén; porque el corazón de este pueblo se volverá a su señor Roboam rey de Judá, y me matarán a mí, y se volverán a Roboam rey de Judá.

28 Y habiendo tenido consejo, hizo el rey dos becerros de oro, y dijo al pueblo: Bastante habéis subido a Jerusalén; he aquí tus dioses, oh Israel, los cuales te hicieron subir de la tierra de Egipto.

29 Y puso uno en Bet-el, y el otro en Dan.

30 Y esto fue causa de pecado; porque el pueblo iba a adorar delante de uno hasta Dan.

31 Hizo también casas sobre los lugares altos, e hizo sacerdotes de entre el pueblo, que no eran de los hijos de Leví.

32 Entonces instituyó Jeroboam fiesta solemne en el mes octavo, a los quince días del mes, conforme a la fiesta solemne que se celebraba en Judá; y sacrificó sobre un altar. Así hizo en Bet-el, ofreciendo sacrificios a los becerros que había hecho. Ordenó también en Bet-el sacerdotes para los lugares altos que él había fabricado.

33 Sacrificó, pues, sobre el altar que él había hecho en Bet-el, a los quince días del mes octavo, el mes que él había inventado de su propio corazón; e hizo fiesta a los hijos de Israel, y subió al altar para quemar incienso.


Versión: Reina Valera 1960

Otras versiones:

RV60 NVI RV09 RV95 LBLA DHH

Otros capítulos

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22

Resumen de I Reyes

Originalmente los dos libros de Reyes formaban un solo libro. Abarcan cuatro siglos de historia ( 971-586 a.c).

Este tiempo puede dividirse en tres partes:

  • El reino Unido bajo Salomón.
  • Reino dividido en dos: Reinos de judá y de Israel.
  • Reino de Judá hasta la destrucción de Jerusalén realizada por Nabucodonosor (722-586).

1 de Reyes concluye con la muerte de Josafat, rey de Judá, y con el comienzo del reinado de Ocozías, rey de Israel.

La primer parte de este magnífico libro nos cuenta la historia del sabio rey Salomón y entre sus muchas hazañas la edificación del templo.

Salomón contaba con una sabiduría sobrenatural, dada por Dios, lo que lo hizo inmensamente millonario.

Todo alrededor de Salomón era esplendoroso y digno de admiración.

La segunda parte de el libro habla de los distintos Reyes que sucedieron a Salomón.

Elías dispone de un papel protagónico llevando la dirección de Dios en este libro.

Otros profetas mencionados además de Elías son los siguientes: Natán, Hulda, Ahías de Silo, semaías. El autor los muestra como consejeros de la nación en momentos decisivos.

La historia de este libro cuenta la división del Reino de Israel. Espiritualmente hablando nos deja ver una serie de fracasos, delitos, corrupción, ansias de poder y continuas muestras de infidelidad a Dios de parte de los Reyes.

Dios les confió el gobierno de su pueblo pero, como habían acostumbrado, cayeron en la idolatría y en buscar su propio beneficio.

Aún así es importante mensionar que hubo ciertos Reyes que si buscaron a Dios e hicieron lo bueno ante sus ojos. Reyes consagrados a Dios que siguieron su dirección divina y a los cuales se le manifestó en gran manera dándoles victoria y esplendor.

Este resumen ha sido redactado por la pastora Erica Armento.

Aquí te ofrecemos un resumen de cortesía del canal de Youtube The Bible Project.


Sobre versión Reina Valera 1960

La traducción Reina Valera sigue siendo una de las traducciones de la Biblia al español que se utiliza con mayor frecuencia entre protestantes de habla hispana. Es. actualmente, el resultado de un conjunto de revisiones realizadas por las "Sociedades Bíblicas Unidas" la cual sostiene como base una de las primeras traducciones de la Biblia al idioma español. Estamos hablando de la traducción conocida como La Biblia del oso de 1569. Generalmente en el amplio sentido de la palabra incluye, además, las revisiones hechas por otras entidades que se basan en los textos de la Reina Valera. La traducción de Casiodoro de Reina (Un monje español convertido al Protestantismo), conocida como la Biblia del Oso de 1569, está caracterizada por ser la primera traducción de los textos sagrados en ser totalmente trabajada en base a los textos en lenguas originales utilizando Texto Masorético y el Textus Receptus para el Antiguo y Nuevo Testamento respectivamente. Previo a la publicación del trabajo del monje, las biblias que existian en aquel momento en lengua castellana eran traducciones hechas a partir de la Vulgata de San Jerónimo de Estridón. La primera publicación de La Biblia del Oso fue en Basilea, Suiza, el 28 de septiembre de 1569, su traductor fue Casiodoro de Reina, religioso español convertido al protestantismo y recibe el sobrenombre de Reina Valera por haber hecho Cipriano de Valera la primera revisión de ella en 1602.?


Buscar otros versículos

Del
Al